Por Joe Bruno Ortiz

La importada tresañera Lucky Stride, montada por Juan Carlos Díaz, sobrevivió a una objeción en su contra para derrotar nuevamente a las yeguas mayores en la versión 37 del tradicional clásico Roberto Clemente, el domingo en el hipódromo Camarero.

El evento, a distancia de 1,700 metros y con premio de $40,920, contó con la participación de seis importadas, entre las que Lucky Stride fue la única tresañera.

Luego de la partida, Secret Rose salió a buscar la delantera seguida por la favorita Pure Lemon, Eqho y Lucky Stride. Más atrás corrían Magnamara y She’s So Fine.

Secret Rose continuó al frente hasta pasado el poste de los 600 metros finales cuando Eqho la rebasó pegada a la baranda interior. Al mismo tiempo Lucky Stride hacía su movida desde la tercera posición, mientras Pure Lemon no mejoraba en el cuarto puesto.

Esa movida de Lucky Stride la llevó a colocarse segunda en el cuarto de milla final y cerrando fuerte contra Eqho. Éstas lucharon fuertemente la delantera en el resto de la recta de llegada produciéndose contacto mutuo entre ambas hasta los metros finales, cuando la eventual ganadora despegó medio cuerpo sobre su más cercana rival.

Desde la tercera posición completaron el orden de llegada She’s So Fine, Pure Lemon, Secret Rose y Magnamara. El tiempo final fue el excelente 1:43.84 luego de fraccionales de :26.08, :49.94, 1:13.44 y 1:37.40.

Tras cumplir con el repeso minutos después de la carrera, el aprendiz Angel Díaz, quien montó a Eqho, reclamó falta contra la ganadora ante el panel del Jurado Hípico, que investigó el desarrollo del evento en la recta final, pero declaró oficial la victoria para Lucky Stride.

La abonada del Sonata Stable, entrenada por Raymond Morales, logra su quinta victoria seguida en seis salidas y su primera en un evento importante. Es una hija del semental Declaration Of War en la yegua Magic Madison, criada en Kentucky.

Para este compromiso había derrotado cómodamente a She’s So Fine y Eqho el 12 de julio.

 

Lucku Stride y su jinete Juan Carlos Díaz en el círculo de ganadores tras la victoria.

Ir a la barra de herramientas